DESPIDOS TRAS UNA BAJA MÉDICA. NUEVA “VUELTA DE TUERCA” PARA CONSIDERARLOS NULOS

Como hemos tratado en numerosos artículos, la posibilidad de que un despido durante una baja médica sea considerado nulo es una cuestión muy actual. Se fundamenta en el principio de protección al trabajador/a frente a situaciones de vulnerabilidad, como lo es una condición de salud que requiere reposo y tratamiento médico. En este sentido, los tribunales han comenzado a interpretar estas situaciones con mayor rigurosidad, considerando que los despidos en este contexto pueden vulnerar derechos fundamentales del empleado/a.

La nulidad puede derivarse de la vulneración del principio de no discriminación por motivos de salud, y también por la falta de causa justificada para el despido. Esta última razón cobra especial relevancia, ya que los tribunales suelen exigir que el despido esté debidamente fundamentado en razones objetivas y justificadas que no estén relacionadas con la condición médica del empleado/a. En muchos casos, la falta de evidencia sólida que respalde la causa del despido puede llevar a su declaración de nulidad, lo que implica la reincorporación del trabajador/a a su puesto de trabajo con el pago de salarios devengados hasta la fecha.

Dejo un enlace con un anterior artículo publicado en nuestra página web que nos da “pie” para introducir un nuevo elemento en la ecuación de los despidos durante y con posterioridad a una baja médica.

Este nuevo elemento se desprende de la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias de 20 de febrero del 2024. El caso enjuiciado versa sobre una trabajadora de baja médica, que después de su reincorporación y el disfrute de sus vacaciones es despedida “disciplinariamente” por disminución del rendimiento.

Hasta ahora, hemos visto la nulidad del despido realizado “durante” la baja médica, pero después de ella.

El tribunal considera el despido como “NULO”, ya que después de la Ley 15/2022, debemos comprobar:

1/ Si existe una baja médica previa al despido.

2/ Si existen “indicios” de que el motivo del despido es por la baja médica.

3/ El empresario/a no aporta justificación “objetiva y razonable” que exima de considerar el despido como discriminatorio.

Para el tribunal existe una “evidente conexión temporal entre el despido  y la previa situación de baja médica larga.”

Conclusión.- Aunque tenemos que esperar a las decisiones del Tribunal Supremo , si que es un motivo para tener en cuenta en el caso de tomar medidas disciplinarias muy cercanas a situaciones de suspensiones de contrato de los trabajadores y no tengamos medios objetivos para justificarlo.

No te olvides de que en GIE estamos para navegar contigo en esta nueva aventura empresarial si tienes cualquier duda escríbenos en hola@gie.es o contáctanos al 913 17 31 48 o en el WhatsApp 615 406 504 ww.gie.es #Estamoscontigo

Comparte en tus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *