CONSEJOS PARA LOS CASEROS A LA HORA DE ALQUILAR

Son muchos nuestros clientes que se dedican al arrendamiento de viviendas y de locales, y que se preocupan por ser unos buenos caseros, pero también de saber cuáles son sus derechos. Muchos pensarán que es un trabajo fácil, pero no lo es. Hay que estar al día de todas las actualizaciones y someterte día a día a muchas decisiones, a veces, difíciles de tomar. En este post te daremos algunos consejos que esperemos te sirvan de ayuda.

¿Subir el alquiler o conservar a un buen inquilino?

Ahora es el momento de subir los alquileres, después de unos años de rebajas. Pero ¿compensa perder a ese inquilino formal? Hay casos en los que compensa asumir el riesgo, sobre todo si la renta actual es muy baja, pero casi siempre es mejor consensuar el incremento de la renta con el inquilino para no perder a una persona que ha cumplido y no ha sido problemática.

Modelo de contrato de alquiler 

Con la entrada en vigor de los cambios que afectan a los alquileres, se impone variaciones en los modelos de contrato que se venían utilizando en los arrendamientos. GIE pone a tu disposición plantilla modelo de contrato de alquiler, facilitada a través de nuestra página y en el siguiente enlace.

Las alternativas que tiene el casero para reducir los riesgos antes de poner el piso en alquiler

Una de las mayores preocupaciones del arrendador es no saber exactamente qué tipo de inquilino está en su vivienda. Para reducir el riesgo de que el inquilino deje de pagar la renta, existen los seguros de alquiler, también garantías adicionales a la fianza hasta dos mensualidades, o la opción de que una persona solvente distinta del arrendatario se constituya en su fiador solidario. 

¿Cuáles son las sanciones por no declarar el alquiler de una vivienda?

Los pisos alquilados históricamente han generado una gran economía sumergida. Ahora Hacienda ha iniciado una campaña para ‘cazar’ a los que alquilan en negro. Si te pilla, la Agencia Tributaria te enviará una propuesta de liquidación, más conocida como ‘paralela’. Además, podrá imponer una sanción de entre el 50% y el 150% de lo que no se ha declarado.

El riesgo que corres por no declarar en el IRPF los ingresos por el alquiler de viviendas

La Agencia Tributaria está dispuesta a castigar a aquellos contribuyentes que no declaren en el IRPF los ingresos obtenidos por el alquiler de viviendas. Y, ¿cómo? Impidiendo que se apliquen la reducción que tuviera derecho el propietario, sobre los rendimientos obtenidos.

En este enlace, te explicamos el tratamiento fiscal del arrendamiento de vivienda.

Cuando y por qué se puede actualizar la renta del alquiler de un piso

Durante la vigencia del contrato, la renta solo podrá ser revisada por el arrendador o el arrendatario en la fecha en que se cumpla un año de vigencia del contrato. Las partes podrán pactar los términos de dicha actualización, pero a falta de pacto expreso la renta no se podrá revisar.

IMPORTANTE. Por este motivo si se pretende actualizar la renta, es preciso que se detalle en el contrato la fórmula pactada.

Propietario e inquilino tienen libertad para pactar la fórmula de actualización de la renta. Las más comunes  son, el  Índice de Garantía de la Competitividad (IGC) y el IPC, siendo este último el más utilizado.

¿Qué hacer cuando tienes un inquilino moroso?

El gran temor de cualquier propietario que piensa en poner una vivienda en alquiler es que su inquilino deje de pagar. En primer lugar, lo aconsejable es llegar a un acuerdo extrajudicial, aunque en pocas ocasiones se consigue. Si fracasa, únicamente queda la vía judicial. Hay dos opciones: el arrendatario acaba pagando o se produce un desahucio. El proceso en su totalidad se puede prolongar durante más tiempo de lo deseado, dependiendo de diversos factores difíciles de prever.

 Las cláusulas nulas más frecuentes en los contratos de alquiler de una vivienda

Cuando se formaliza un contrato de arrendamiento de vivienda hay que tener en cuenta si contiene cláusulas nulas, es decir, aquellas cláusulas que establecen limitaciones a los derechos del inquilino. Algunas de estas disposiciones consideradas nulas son:

  • los falsos arrendamientos de temporada
  • la negativa del arrendador a la prórroga legal (5 o 7 años)
  • obligar al inquilino a cumplir del primer año

Estos son dos modelos de terminación de un contrato de alquiler de manera legal

Cuando llega el fin del contrato de alquiler es importante suscribir un acuerdo entre inquilino y propietario de terminación de dicho contrato. Es la fórmula para asegurarse del cumplimiento de las obligaciones que quedan pendientes al acabar el contrato. Así, hay dos modelos principales para finalizar el arrendamiento: un “acuerdo de terminación con liquidación” y un “acuerdo de terminación con retención de la fianza”.

Cosas que debes saber antes de firmar un contrato de alquiler

Si vas a firmar un contrato de alquiler, ya seas arrendador o arrendatario, te interesa saber una serie de cosas para estar bien armado legalmente, se recuerda que la duración del contrato es libremente pactada por las partes, si esta es inferior a cinco años o inferior a siete años si el arrendador fuese persona jurídica, llegado el día de  vencimiento del contrato, este se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta que el arrendamiento alcance una duración mínima de cinco años, o de siete si el arrendador fuese una persona jurídica. La renta igualmente será la que libremente pacten las partes. También se hace hincapié en la obligatoriedad de entregar la fianza, y depositarla en el organismo correspondiente.

La falsa creencia sobre la fianza en los alquileres: el casero no tiene 30 días para devolverla

En muchas ocasiones se oye aquello de que “el arrendador tiene un mes para devolver la fianza del alquiler”. Sin embargo, este plazo no viene determinado por ninguna ley, con lo que el argumento es falso. La fianza debe ser restituida al inquilino justo al final del contrato del alquiler, siempre y cuando no haya desperfectos o impagos.

Premisa básica para tener bien atado el contrato de alquiler 

A la hora de elaborar el contrato de arrendamiento de una vivienda son varias las preguntas que se agolpan en la cabeza para tenerlo lo mejor atado posible: ¿verbal o escrito? ¿en documento público o privado? ¿hay que pagar algún impuesto?  Se recomiendan hacer el contrato por escrito y que esté inscrito en el Registro para mayor protección del inquilino.

Las razones por las que propietario e inquilino pueden poner fin al alquiler

Con la entrada en vigor de la nueva ley de alquiler, es interesante conocer bien los motivos por los que se puede dar por finalizado el arrendamiento. El inquilino puede poner fin al contrato antes de que se cumplan los cinco años o siete, según si el arrendador es persona física o jurídica, de prórroga siempre que se hayan cumplido seis meses desde la firma y si avisa con 30 días de antelación. El propietario puede solicitar la casa como residencia habitual en caso de necesitarla para él o para un familiar de primer grado, pero una vez pasado un año desde la firma.

Te puede interesar ✅  EL MODELO 184 TAMBIÉN EN FEBRERO
Comparte en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 − = tres