Las empresas de reducida dimensión, que son las que facturan menos de diez millones de euros en el ejercicio, podrán aplicar en su Impuesto de Sociedades del ejercicio 2013 una nueva deducción por inversión de sus beneficios en activos fijos

Leer la noticia