El correo convencional fue en su día uno de los inventos más revolucionarios que facilitó de forma indescriptible la vida comunicacional entre las empresas, suprimiendo casi por completo el correo convencional, pero con el paso del tiempo, está quedando completamente obsoleto.

Continúa leyendo...