Cuando una empresa mantiene deuda con la Agencia Tributaria y se encuentra en situación de insolvencia, la Administración puede derivar la responsabilidad tributaria al administrador/es de la empresa, exigiéndole personalmente el pago de las deudas generadas con Hacienda.

En este modelo recogemos algunas de las alegaciones genéricas que se podrían llegar a utilizar en defensa del administrador.

Descargarse formulario recurso reposición (676)