El correo convencional fue en su día uno de los inventos más revolucionarios que facilitó de forma indescriptible la vida comunicacional entre las empresas, suprimiendo casi por completo el correo convencional, pero con el paso del tiempo, está quedando completamente obsoleto.

Muchas de sus desventajas vienen dadas por la falta de seguridad del sistema, pero hay otras muy importantes, como la necesidad de estar conectado a internet para poder visualizar los contenidos, la poca capacidad de memoria que tiene, la entrada masiva de correos electrónicos “SPAM” o el frecuente envío de correos maliciosos que descargan virus sobre el sistema de las empresas.

Estos problemas han ocasionado millones de euros de pérdidas en muchas compañías, haciendo que los desarrolladores informáticos busquen un nuevo método, más efectivo y seguro, y que permita un trabajo compartido, para eliminar también el efecto “ping pong” que afecta a los trabajadores de las empresas con los mencionados correos electrónicos.

De esta forma surge la herramienta de la nube. Cuando hablamos de la nube, podemos definirla como un servicio que nos permite compartir archivos, y realizar trabajos a través de la web, simplemente depositándolos en una carpeta de nuestro ordenador.

Si aplicamos este término al mundo empresarial obtenemos como resultado una aplicación que permite a las empresas el intercambio de documentos y trabajos “online” de forma mucho más segura que el correo convencional (email) y a mucha más velocidad, ya que es un intercambio de documentación instantánea.

En GRUPO GIE ya venimos introduciendo esta tecnología en nuestro día a día, compartiendo con muchos clientes la documentación a través de la nube, y queremos darle otro empujoncito con esta publicación. Hemos desarrollado una infografía en la que destacamos una serie de ventajas que puede proporcionar a tu negocio contar con una aplicación que trabaje en la nube.

 

 

No sólo nos comprometemos con el cliente a que su empresa mejore con este servicio, si no que además le ofrecemos un soporte técnico (nosotros lo instalamos, nosotros te enseñamos a utilizarlo, nosotros resolvemos las incidencias).

¡Ahora sí que no hay excusas para que tu empresa crezca con las nuevas tecnologías!.