En las sociedades mercantiles podemos distinguir entre el domicilio social y el domicilio fiscal, que no siempre coinciden. Además podemos contar con locales afectos a la actividad. Cada uno de los conceptos mencionados tiene implicaciones diferentes,  que intentaremos explicar a continuación. Continúa leyendo…