En GRUPO GIE, estamos trabajando para adaptarnos a las nuevas tecnologías dentro del mundo empresarial.

En los tiempos que corren, la tecnología está al alcance de la mano de todos y permite una mayor visibilidad, que puede convertirse en resultados si la utilizas de forma eficiente.

El mundo empresarial está en evolución constante, y no hace falta mirar muy atrás en el tiempo para recordar el momento de la inclusión del correo vía web, o de las primeras aplicaciones para contabilizar facturas. Si evaluamos estos nuevos procedimientos a día de hoy, quizá resultaría impensable juzgarlos negativamente, ya que todos los que nos movemos en esta red, los utilizamos como herramientas indispensables de trabajo, día tras día. No obstante, en el momento en el que aparecieron no fue así, y adaptarse a estos cambios supuso una inflexión empresarial enorme.

Las personas, por naturaleza, tendemos a bloquearnos cuando alguien nos saca de nuestra zona de confort, de lo que nosotros controlamos o dominamos, aunque ese cambio signifique una evolución.

Esto aplicado al mundo de los negocios se puede sintetizar fácilmente, “cambiar o morir”.

¿En qué situación estaría tu empresa si siguieras enviando documentación por correo en papel, analizando la facturación a mano, o redactando tus escritos en una máquina de escribir?

Los negocios que saben adaptarse al cambio, son los que más crecen. Pensar en el día de mañana y aplicar nuevas tecnologías en tu día a día, es disminuir el miedo a equivocarte y aumentar las ganas de avanzar, de progresar, de estar por delante del resto.

Pero, claro, la teoría siempre es muy fácil, pensaréis. ¿Cómo puedo yo aplicar estos nuevos procedimientos, nuevas metodologías o nuevas tecnologías a mi negocio? Ahí es donde entramos nosotros.

Desde GRUPO GIE, estamos apostando fuerte por estos nuevos métodos, incluyéndolos en nuestro propio sistema, pero queremos ir más allá. La mayoría de personas con un negocio que contrata una asesoría, gestoría o sucesivo para que lleven el control de su negocio, ven a su asesor, gestor o sucesivo como su “ángel de la guarda”. ¿Por qué limitarnos a preparar toda la tramitación a tiempo? ¿Porqué no ayudar a nuestros clientes a adaptarse de forma ágil a cualquier cambio?

Tras hacernos estas preguntas en nuestro Departamento de I+D, hemos decidido preparar procedimientos para acercarte más al futuro, desarrollando lo que denominamos como la “FOTOSÍNTESIS CON EL CLIENTE“. Ésta fotosíntesis no es más que el embudo de conversión que filtra las necesidades de nuestro cliente, por nuestros servicios optimizados para él, hasta nuestras oficinas.

Hemos elegido el símil con una planta ya que uno de nuestros principales objetivos es “CERO PAPEL“. En la infografía puede observarse como situamos a GRUPO GIE en la base, en la raíz, somos la tierra de donde se nutren nuestros clientes, y nuestros servicios son su pilar maestro, haciendo así que su empresa brille. Para ello, además de la gestión y el asesoramiento que proporcionamos, nuestros clientes pueden introducirse en los nuevos procesos empresariales.

¡Somos tu raíz, cuanto más largo sea tu tallo, más destacarás entre las demás flores!