GASTOS DEDUCIBLES SI TRABAJAS DESDE CASA

Hoy en día cada vez son más los pequeños empresarios que trabajan desde casa utilizando un espacio de su vivienda para ejercer su actividad.  En este post te explicamos brevemente qué requisitos debe reunir ese espacio para que pueda considerarse afecto a la actividad económica y en qué proporción te puedes deducir los gastos relacionados con el mismo.

Requisitos del espacio de la vivienda afecto a la actividad.

Según contempla la Ley 6/2017, de 24 de Octubre, en materia de IRPF, los autónomos podrán afectar parcialmente su vivienda particular a una actividad económica, siempre y cuando comuniquen a Hacienda mediante el modelo 036/037 el porcentaje afecto a la actividad económica sobre la totalidad de la superficie de la casa y también cuando este espacio sea utilizado única y exclusivamente  para los fines de la actividad y  para la obtención de ingresos.

GASTOS DEDUCIBLES

GASTOS DEDUCIBLES EN IRPF si trabajas desde casa.

  1. Gastos deducibles relacionados con la titularidad de la vivienda

Si un espacio de tu vivienda cumple los requisitos expuestos anteriormente podrás deducirte los gastos como el IBI, tasa de basura y comunidad. Pero Hacienda SOLO te permitirá deducírtelos en proporción a los metros cuadrados que tengas afectos a la actividad en relación a los metros totales de la vivienda.

Ejemplo: Si tu vivienda tiene 100 m2 y usas para la actividad una habitación de 10 m2, solo podrás deducirte el 10 % de cada gasto.

  1. Gastos deducibles relacionados con los suministros

Los gastos de suministros de la vivienda que te podrás deducir son: agua, gas, electricidad, telefonía e internet. Estos gastos son deducibles en el porcentaje resultante de aplicar el 30% a la proporción existente entre los metros cuadrados que tengas afectos a la actividad respecto a los metros totales de la vivienda.

Siguiendo con el ejemplo anterior, puesto que la proporción entre los metros cuadrados afectos y los totales era de 10%, a los gastos de suministros habrá que aplicar el 30% de 10%. Así de un recibo de electricidad de 300,00€, solo podrás deducirte 9,00 € (300€*30%*10%). En el siguiente ENLACE podrás encontrar información exacta que la Administración pone a disposición de los contribuyentes.

GASTOS DEDUCIBLES EN IVA si trabajas desde casa.

  1. Gastos deducibles relacionados con la titularidad de la vivienda

Aquí se trata  una deducción “vacía”, porque los gastos relacionados con la titularidad, por lo general no llevan IVA (IBI,  comunidad,…).

  1. Gastos deducibles relacionados con los suministros

La AEAT considera que, en el caso de los suministros, el IVA soportado (aquí sí que se paga IVA: electricidad, agua, telefonía,…) en estos gastos no podrá deducirse en ninguna proporción, porque no son exclusivos de la actividad ya que cubren necesidades personales y profesionales a la vez.

¿Qué cuotas de IVA se consideran deducibles?

El IVA soportado por la adquisición de mobiliario para el despacho (sillas, mesas, armarios, lámparas,…) se considerará deducible, al igual que el IVA que pague por las pequeñas obras de adecuación que necesite llevar a cabo en el despacho (pintura, tarima, aire acondicionado, etc.). En estos casos es muy importante poder demostrar a través de cualquier medio de prueba admitido en derecho que esos gastos e inversiones han sido realizados en el espacio afecto para la actividad, cosa que ya adelantamos es muy complicada de justificar.

Si necesitas asesoramiento personalizado sobre la deducibilidad de los gastos relacionados con tu actividad si trabajas desde casa, en GRUPO GIE te informamos.