CREACIÓN DE EMPRESAS

Víctor DíazExisten diferentes formas de crear o constituir una sociedad, en función del tipo de sociedad ya sea limitada, anónima, laboral, profesional o de nueva empresa. La tramitación de la misma también depende si se hace de manera presencial o telemática. En todo caso, en GRUPO GIE, estamos cualificados para encargarnos de la creación de tu empresa, asesorándote en la mejor manera de hacerlo en función de tipo de actividad que se vaya a realizar y de tus necesidades. Víctor Díaz – Gerente“.

SOCIEDAD LIMITADA (SL)

Es la sociedad mercantil más común. Los socios sólo responden con el capital aportado. El capital mínimo es de 3.000 euros. La sociedad pasa a ser Unipersonal cuando la forma un único socio, ya sea persona física o jurídica.

SOCIEDAD ANÓNIMA (SA)

Es una sociedad más apropiada cuando se va a cotizar en Bolsa o cuando se va a realizar una expansión corporativa. El capital social se divide en acciones y los socios no responden de las deudas de la empresa. El capital mínimo para su constitución es de 60.000 euros, del que debe estar suscrito al menos el 25% del valor nominal de cada una de sus acciones. La regulación de esta sociedad mercantil y su gestión son más complejas que la SL.

PASOS PARA CONSTITUIR UNA SOCIEDAD ANTE NOTARIO

SOCIEDAD PROFESIONAL (SP)

Es una sociedad creada para el ejercicio de una actividad profesional, esto es, que e requiere de una titulación universitaria oficial o profesional e inscripción en el correspondiente Colegio profesional. Los socios, por tanto, deben ser profesionales (abogados, médicos, arquitectos, etc). La sociedad profesional puede ser limitada, anónima, laboral o colectiva.

SOCIEDAD LIMITADA NUEVA EMPRESA (SLNE)

Comparte con la Sociedad Limitada que las participaciones son indivisibles y acumulables pero queda vetada la entrada de sociedades mercantiles. Su ventaja está en la contabilidad simplificada. El capital social es de un mínimo de 3.000 euros a un máximo de 120.202.

SOCIEDAD LIMITADA FORMACIÓN SUCESIVA (SLFS)

Se trata de una nueva figura de sociedad de responsabilidad limitada sin exigencia del capital social mínimo, el cual en ningún caso podrá ser cero,  de modo que en su constitución no será necesario acreditar las aportaciones dinerarias de los socios, ahora bien, los fundadores responderán solidariamente frente a la sociedad y frente a los posibles acreedores sociales de la realidad de dichas aportaciones.

LA SOCIEDAD LIMITADA FORMACIÓN SUCESIVA

SOCIEDAD LABORAL

La hay de dos formas: limitada (SLL) o anónima (SAL). En ambos casos la mayoría del capital social pertenece a los trabajadores que prestan sus servicios de forma personal, retribuida y con carácter indefinido. El capital se encuentra dividido en acciones o participaciones sociales, suscrito en un mínimo del 25% para las SAL (capital social mínimo de 60.000 euros) y totalmente en las SLL (3.000 euros). La tributación es la misma a la de una SL o una SA.

SOCIEDAD COOPERATIVA

A diferencia del resto, no tiene ánimo de lucro. Los beneficios sólo se reparten una vez cubiertas todas las necesidades de la sociedad. Entre sus características destacan un número mínimo de tres socios, responsabilidad por deudas limitada, incorporación de socios voluntaria, y que su denominación social debe incluir la expresión Sociedad Cooperativa o S Coop.