¿CUÁNDO ME PUEDO JUBILAR?

ANTES DE LA LEY 27/2011 DE LA REFORMA DE LAS PENSIONES:

Los requisitos básicos para ser beneficiario de una pensión de jubilación son:

Período de cotización genérico: 15 años (5.475 días).

Período de cotización específico: 2 años deberán estar comprendidos dentro de los 15 años inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho o a la fecha en que cesó la obligación de cotizar, si se accede a la pensión de jubilación desde una situación de alta o asimilada, sin obligación de cotizar.

Para tener derecho al 100 % de la base reguladora: se deberán hacer cotizado al menos 35 años y acceder a la pensión de jubilación (generalmente) a la edad de 65 años. La cuantía de la pensión se determina aplicando a la base reguladora el porcentaje que corresponda en función de los años cotizados. El porcentaje de la base reguladora de la pensión se reducirá en un 8% por cada año que reste hasta cumplir los 65 años.

La base reguladora es: El cociente que resulte de dividir por 210 las bases de cotización del interesado durante los 180 meses inmediatamente anteriores a aquél en que se produzca el hecho causante. Las bases de cotización de los 24 meses inmediatamente anteriores a la fecha del hecho causante se toman por su valor nominal. Las restantes bases de cotización se actualizarán de acuerdo con la evolución del Índice de Precios al Consumo desde los meses a que aquéllas correspondan hasta el mes 25, previo al del hecho causante, a partir del cual se inicia el período de las bases de cotización tomadas en su valor nominal.

Si el trabajador tuviese la condición de mutualista, es decir hubiese cotizado al régimen general con anterioridad a 1967, podrá jubilarse anticipadamente con al menos 60 años de edad. El porcentaje de la base reguladora de la pensión se reducirá generalmente en un 8%, por cada año que reste para cumplir 65 años de edad.

DESPUÉS DE LA LEY 27/2011 DE LA REFORMA DE LAS PENSIONES:

Jubilación, a los 67 años: será la nueva edad legal de jubilación. Además, para que el trabajador cobre el 100% tendrá que haber cotizado 37 años, frente a los 35 de antes de la reforma. Además, la edad mínima para poder jubilarse pasa de los 61 a los 63 años. Aunque también un trabajador se podrá seguir jubilado a los 65 años y cobrando el 100% de la pensión si ha cotizado 38,5 años.

Sin embargo, podrán jubilarse antes de los 67 años para los empleos de especial dureza o peligrosidad. Minería, pesca, construcción, Fuerzas de Seguridad o sustancias químicas.

Se amplía el plazo para calcular la jubilación: Para calcular la jubilación a percibir se amplía el plazo de cálculo, pasando de los 15 a los 25 años. La principal consecuencia es que bajará el porcentaje de la prestación a percibir, ya que, tradicionalmente, cuanto más se acerca el trabajador a la edad de jubilación más cobra debido a los complementos salariales, negociación colectiva etc.

Vida familiar: La mujer o el hombre que tenga que dejar su puesto de trabajo para cuidar de los hijos tendrá una cotización extraordinaria a la Seguridad Social de nueve meses por descendiente. Hasta un periodo máximo de dos años. Es decir, que podrá tener esta medida hasta el tercer hijo.

Becarios: Se trata de reconocer a los estudiantes que hayan terminado la carrera como periodos cotizados la participación en programas formativos o de investigación en las empresas, con un periodo máximo de dos años.

Cómo se calcula la pensión

La cuantía dependerá de la cantidad de años cotizados y de su base reguladora, para hallar el valor mensual en euros de la pensión. Es decir, la base de cotización de los dos últimos años más lo que ha cotizado durante los 23 años inmediatamente anteriores (que han de ser consecutivos) más actualización del IPC.

Después, esta cantidad que es la base de cotización real se multiplica por 12 (el número de meses que se ha pagado a la Seguridad Social) y se divide por 14 (contando las pagas extra) dando lugar a la base reguladora.

Una vez que se hayan contabilizado los años cotizados y en función de su número se aplicará un determinado porcentaje sobre la base reguladora para estipular la cuantía de la pensión. Así, por ejemplo, con 15 años cotizados se aplica el 50%, tal y como estaba en la anterior, y para cobrar el 100% es necesario haber cotizado 37 años.

A partir de los 60 años los trabajadores por cuenta ajena pueden acceder a la llamada “jubilación anticipada” siempre que “procedan del paro”; si han sido despedidos de su empleo. En estos casos se produce una reducción en la cuantía del 8% por cada año de anticipación, salvo que el interesado haya cotizado 40 años o más, en cuyo caso la reducción será del 7% cada año.

Una vez hechos todos los cálculos, si el resultante es una pensión que se encuentra por debajo de la pensión mínima establecida se establecerán los complementos precisos para llegar al importe mínimo. Para este año, la mínima con 65 años con cónyuge a cargo es de 10.225 euros ó poco más de 725 euros al mes. Sin cónyuge, 601,4 al mes.

Por otro lado, el importe máximo para 2011 es de 2.497,91 euros al mes.

Posted in: PREGUNTAS LABORALES