El 29 de junio entró en vigor la reducción del impuesto del valor añadido del 21% al 10% tras la denominada por el propio sector como: “Gran Guerra del IVA cultural”.

Esta bajada solo afectará a aquellos espectáculos que sean en directo y está incluida en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2017. Los servicios culturales que reciben la rebaja impositiva serán los conciertos, el teatro, la danza o los toros:

  • Corridas de toros: en 2012 pasaron a tributar del 18% al 21%, y tras la nueva bajada, pasarán a tributar al 10%.
  • Novilladas de picadores: en 2012 pasaron de tributar del 8% al 21%, tras la actualización del 2017 pasarán a tributar al 10%.
  • Música en directo o espectáculos teatrales: estos, en 2012 pasaron de tributar del 8% al 21%. Tras la nueva bajada pasarán a tributar al 10%.

Por este motivo, el mayor beneficiado de la bajada del IVA, es el sector taurino, ya que sus espectáculos son  los que han sufrido la mayor bajada del IVA “cultural”.

En cambio, no han conseguido ganar la “guerra” ya que han sido excluidos de la medida servicios como el cine (aunque recibe un aumento presupuestario de 10 millones de euros), que sigue en el 21%, así como la música grabada o el libro electrónico (en cambio el de papel se graba al 4%)

Junto a la bajada impositiva del IVA “Cultural” se introduce también otra rebaja para las monturas de las gafas graduadas, siendo estas las únicas novedades fiscales que se incluyen en el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017. Ahora, con el cambio introducido en el proyecto de Presupuestos, las monturas de gafas graduadas volverán a tributar a un IVA del 10%.

Además, lo que no contemplan los Presupuestos de 2017 es la aprobación de las nuevas figuras impositivas anunciadas para gravar el consumo de bebidas azucaradas y la imposición medioambiental, que de momento se han aplazado a la espera de ver cómo evolucionan los ingresos fiscales.